Menu
23/09/2019
A+ A A-

Maridaje perverso entre las mafias libias de tráfico de personas y algunas ONGs

Los grupos criminales se enriquecen a costa de los inmigrantes que quieren llegar a Europa.

Algunas ONGs se prestan a alentar el tráfico humano al no llevar a los rescatados a la costa más cercana sino a la lejana Europa. Una escena diaria en el Mediterráneo centralUna escena diaria en el Mediterráneo central

Sept. 8.– Las mafias que ganan millones de euros anuales a costa del tráfico de personas se adaptan a las circunstancias y utilizan las rutas habituales según las condiciones locales en cada país y los resultados de éxito en la llegada al destino europeo de sus víctimas. Por eso, la situación de caos en Libia y la acogida en varios países europeos de los migrantes recogidos por los buques Open Arms y Ocean Viking refuerza la eficacia de las mafias que pueden vender en el mercado sus servicios para captar nuevos clientes a los que cobrarán más.

El precio que pagan los migrantes procedentes, en su mayoría de países africanos, como Nigeria, Ghana, Senegal, Camerún, Guinea Conakry, entre otros, rondan los 4.000 euros. Depende de la época del año y el estado de la mar, en verano las aguas están más calmadas y el elevado riesgo de naufragar en las precarias embarcaciones que utilizan se reduce. También depende de los gastos que tengan que afrontar estas organizaciones criminales, es decir, la cantidad de sobornos que tengan que pagar a las personas adecuadas, demasiadas relacionadas con las autoridades locales, incluso con los guardacostas o como ocurre en Níger, con el Ejército.

Más rentable que la droga

El tráfico de seres humanos, que se ha vuelto más rentable que el propio tráfico de drogas, mueve en todo el Mediterráneo, según el último informe de la ONU publicado el año pasado, unos 7.000 millones de dólares. Solo hay que echar la cuenta: embarcaciones para 30 personas son utilizadas para 120, hacinados, de pie, y casi sin poder moverse durante horas. A 4.000 euros por cabeza, da 480.000 euros por viaje.

Se paga en dos partes: los primeros 2.000 euros por llevarlos desde su país de origen hasta los puertos de Libia y los otros 2.000 por trasladarlos a puerto europeo, en un buque nodriza mar adentro, y después en embarcaciones pequeñas que echan al mar en un punto localizado por GPS donde pueden ser recogidos por los barcos de rescate de las ONGs ...

[ Texto completo