Menu
26/06/2019
A+ A A-
Bienvenido, Invitado
Nombre de Usuario: Contraseña: Recordarme

TEMA: Del Gran Garrote al Gran Bigote

Del Gran Garrote al Gran Bigote 13 May 2019 10:32 #10978

Y ahora que la mismísima "base" de nuestro tremendo presidente pide la cabeza de la troika de payasos que pretenden ser guerreros, donde està Marco Rubio? :

www.nj.com/opinion/2019/05/its-time-for-trump-to-s...policy-mulshine.html
El administrador ha desactivado la escritura pública.

Del Gran Garrote al Gran Bigote 03 May 2019 03:13 #10968

La situación en Venezuela es insostenible, mas allá de quienes sean los responsables (o irresponsables) de que así sea. Si Nicolás Maduro fuera un “verdadero venezolano”, de aquellos que le hicieron frente al Taita Boves, hace rato que hubiera dejado el coroto para beneficio de TODOS los venezolanos.

Pero cuando desde aquí, desde los Estados Unidos, se la dejamos bombita como venimos haciéndolo desde hace ya mas de tres meses, ¿qué incentivo puede tener Maduro para dar las hurras? Y se lo hacemos tan fácil que da hasta vergüenza. Solo la ignorancia y la mediocridad que caracteriza a nuestros presuntos “expertos” en la América Latina le permite a Maduro resistir y subsistir, al tiempo que los retrata como los Urogallos del Siglo XXI –y a los rusos como los herederos del Marqués de Lafayette.

Venezuela cuenta con políticos jóvenes (cada vez menos jóvenes) y brillantez como Henrique Capriles, quien en el 2008 dio el batacazo de derrotar a Diosdado Cabello en la contienda por la gobernación del estado Miranda. O hasta el mismo Leopoldo López, quien, para mi sorpresa se ha dejado enredar (¿manipular?) en este papelón de twiteos amenazantes y ultimátums vacuos que escupen los asesores de seguridad nacional de nuestro “tremendo presidente” con el mismo ritmo y entusiasmo que caracterizan a su jefe, el twitero mayor. Las artimañas de Maduro –un gobernante tan inmaduro y deficiente como lo es nuestro “tremendo presidente”- a la hora de cerrarles el paso a esos políticos jóvenes han terminado por pasarle la cuenta.

Aunque la fecha del parto sigue siendo imprevisible, el “Madurismo” tiene los días contados; otra cosa es el Chavismo. Lo peor que le ha pasado a Venezuela en el periodo “rojo rojito” del Chavismo es que el resultado de la elección presidencial del 14 de abril de 2013, con Chávez ya muerto, no haya sido exactamente el inverso al que fue. Si Capriles, como candidato de la oposición unida, hubiera derrotado a Maduro, no se si Venezuela hubiera estado hoy menos polarizada de lo que entonces estaba: difícilmente el resultado hubiera cambiado mucho del 51 % contra 49% que resultó ser. Pero con el carismático Capriles –cuya carrera seguía el modelo del brasileño Lula Da Silva, un negociador nato a quien Capriles admiraba- Venezuela hubiera evolucionado quizás hacia una situación en la que el Chavismo hubiera quedado atrás sin que los venezolanos que se beneficiaron con las políticas de Chávez se sintieran defraudados.

Porque solo los cambios con algún grado de continuidad y apoyados en la negociación son capaces de sacar a un pueblo del atolladero de una polarización como la que tiene paralizada a Venezuela en el lúgubre periodo azul de estos días, y sin un Picasso que le pinte una paloma como la que tanto necesita.

Nuestro “tremendo presidente” –otro negociador nato, al menos así se ve él mismo frente a su propio espejito- parece estar a un pasito de desautorizar a quienes llevan mas de tres meses prometiéndole villas y castillas como artífices de un plan de desestabilización contra esta o aquella troika, plan que se desmenuza en cámara lenta al ritmo triste de la balalaika del canciller ruso Lavrov.

Y es que no hay sustituto para el conocimiento y la experiencia, y a mitad de camino en su mandato, nuestro “tremendo presidente” ya no puede contar sino con ministros y asesores que representan el proverbial ultimo orejón del tarro, porque la gente seria y de valía no quiere trabajar para el. La Troika que integran Pompeo, Bolton y el impresentable Elliot Abrams cada vez nos recuerda mas a la que formaban Moe, Larry y Curly Joe.

La bravata de reflotar la Doctrina Monroe en estos tiempos que corren, la de escupirle al mundo en la cara con la activación del capitulo III del mamarracho jurídico que es la “ley” Helms Burton, la de poner en manos de los lobistas que representan a la oposición iraní (Bolton) el diseño de la política frente a Iran, y de los lobistas cubano-americanos el diseño de la política frente a Cuba, en fin, son todas ideas propias de vejetes que son victimas de un anacronismo delirante.

Y es que una cosa es llevar un Gran Garrote, que ninguno de estos personajes -empezando por nuestro “tremendo presidente”- parece tener como alzar siquiera, y otra distinta llevar un Gran Bigote. Nos hace falta alguien que, parafraseando a Lloyd Bentsen en aquel debate con Dan Quayle, le diga al tal Bolton: “Yo conocí a Teddy Roosevelt, Teddy fue mi amigo; tu no eres Teddy Roosevelt…” Claro, tendría que ser algún contemporáneo de Teddy; alguien como mi tocayo Biden quizás…
El administrador ha desactivado la escritura pública.
Tiempo de carga de la página: 0.082 segundos
Powered by Kunena Forum