Menu
08/04/2020
A+ A A-

Columnistas invitados/Guest columnists

Duda despejada

Al ser reelegido Luis Almagro como Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), quedó despejada una de las dudas atribuidas a Ortega en cuanto a las decisiones sobre la solución a la crisis nicaragüense. Si es que hubiese esa duda, porque  los nicaragüenses estamos acostumbrados a sus cambios de actitudes, dependiendo de las presiones que reciba dentro y fuera de Nicaragua.

Recordemos brevemente su cambiante actitud ante Almagro. Después de la violencia y las irregularidades en las fraudulentas elecciones de 2011, y frente a la criticidad al respecto de las misiones de observación electoral de la OEA y Unión Europea, y cuando venían las elecciones de 2016, en el Congreso del Frente Sandinista que le proclamó candidato (por cierto, no ha habido otro), Ortega despotricó contra las misiones de observación electoral, a quienes llamó de sinvergüenza para arriba. Poco después, en la Asamblea General de la OEA que se realizaba en República Dominicana, su embajador en la OEA, y actual canciller, pidió la renuncia de Almagro porque “él mismo con su comportamiento ilegal, irrespetuoso y prepotente se ha autodescalificado y expulsado del cargo ocupado en la Organización de Estados Americanos”. Entonces era por la criticidad de Almagro frente al gobierno de Maduro en Venezuela.

Pero cuando en septiembre de ese mismo año fue aprobada en primera instancia la Nica Act, el mismo embajador de Ortega buscó a Almagro para, finalmente, pocos días después suscribir apresuradamente un acuerdo para fortalecer el sistema electoral, que anticipaba el que se firmó pocos meses después, previa visita de Almagro a finales de 2016. Y Ortega, en las elecciones municipales de noviembre de 2017, volvió a permitir observación electoral, con el mismo Consejo Electoral y mañas, y, claro, su gobierno ganó el 90% de las alcaldías, confirmando así el régimen de partido único, del cual había advertido la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), en junio de 2016.

La otra duda que se atribuye a Ortega, son las elecciones en los Estados Unidos de noviembre próximo. Según esa duda, dependerá de los resultados de esas elecciones para, haya o no renovado el Convenio con la OEA, y según cómo pinte el Presidente elegido en las elecciones de Estados Unidos, ceder o no en las elecciones de 2021algunas de las condiciones para que sean efectivamente democráticas, se adelanten o no esas elecciones.

Add a comment Leer más...

"NO SE TRATA SÓLO DE MIGRANTES"

“La injusticia los obliga a atravesar desiertos y mares, transformados en cementerios. La injusticia los fuerza a sufrir abusos indecibles, esclavitudes de todo tipo y torturas en campos de detención inhumanos. La injusticia les niega lugares donde podrían tener esperanza de una vida digna y les hace encontrar muros de indiferencia”. Santo Padre Francisco

Hoy en día vivimos en un mundo donde existe una “globalización de la indiferencia”, que no cesa de poner en peligro a la humanidad. Donde vemos que las injusticias y discriminaciones se suceden, donde son los más desfavorecidos quienes realmente sufren más las consecuencias de esta “indiferencia”.

Cientos de miles de mujeres, hombre y en particular niños, son hoy en día parte de una migración que el Papa Francisco la calificó en el 2017 “como una crisis humanitaria” donde miles de personas se veían “forzadas a huir de sus países en busca de una vida mejor”. Desde una perspectiva cristiana, mientras no sea superada esta “indiferencia” y no se logre alcanzar un verdadero desarrollo integral y sustentable, en los países de donde los migrantes huyen, que les facilite a los pueblos vivir y trabajar con dignidad, las migraciones no tendrán fin.

Para el Papa Francisco hace falta “promover el desarrollo humano integral” en los países donde los migrantes no puedan vivir con dignidad. Afirmando que: “La promoción humana de los migrantes y de sus familias comienza en las comunidades de origen, allí donde debe ser garantizado, junto al derecho de poder emigrar, también el derecho de no deber emigrar, es decir, de encontrar en la patria las condiciones que permitan una digna realización de la existencia”.

Sin embargo, hoy en día, en muchos de los países de América Latina y el Caribe, se está muy lejos de que exista un compromiso responsable de “promover el desarrollo humano integral”. Empeorándose la situación en algunos de Centro América, América del Sur y el Caribe, dada la no existencia de un verdadero “Estado de Derecho” que garantice los derechos fundamentales de la persona humana. Obligando así a que los seres humanos escapen de sus propias realidades en la búsqueda de poder vivir y trabajar con dignidad.

Si bien es verdad de que algunas personas emigran en la búsqueda de nuevas oportunidades económicas y nuevos horizontes, es verdad también que muchas “otras lo hacen para escapar de los conflictos armados, la pobreza, la inseguridad alimentaria, la persecución, el terrorismo o las violaciones y abusos de los derechos humanos” , así como también desastres naturales.

Add a comment Leer más...

ALGO HUELE A PODRIDO EN NICARAGUA

Mientras en todo el mundo los países intentan frenar el tránsito de personas, cierran sus fronteras, imponen la distancia social y el aislamiento domiciliar, en Nicaragua el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, con una política que supera los anales más oscuros del realismo mágico latinoamericano, pareciera empeñado en darle la bienvenida a la epidemia abriéndole todas las puertas.

En Nicaragua las autoridades declaran que no se cerrarán fronteras, ni se pondrá en efecto una cuarentena. Más aún, el sábado 14 de marzo, la primera dama, poder vengativo e implacable del país, Rosario Murillo, que es además la vicepresidenta de su marido el presidente, ordenó concentraciones en las principales ciudades y pueblos del territorio nacional. Convocadas como marchas de solidaridad con los pueblos afectados por el virus, la señora bautizó la concentración de sus partidarios y funcionarios estatales, como “El amor en tiempos del COVID 19”, una siniestra referencia literaria a la gran novela de Gabriel García Márquez. Incomprensible y rayano en la locura, resultó el espectáculo de la gente marchando aglomerada, al lado de carrozas decoradas con grandes afiches de ella y su esposo, donde personal de salud hacía la pantomima de atender en el hospital a un ciudadano que hacía las veces de enfermo postrado en una camilla. Detrás de esa escena de feria, chicas vestidas de enfermeras se contoneaban bailando con rótulos que mostraban los pasos para lavarse las manos, en un suelo pleno de globos rosas y verdes.

Desde abril de 2018 tras la rebelión popular que demandaba la renuncia de Ortega, los nicaragüenses hemos aprendido que la dictadura es capaz de rebasar una y otra vez nuestra capacidad de espantado asombro. En su mesiánica cruzada por recuperar el poder amenazado, el régimen arremetió contra su pueblo con todo el poder de su aparato represivo. Trescientas y tantas muertes más tarde, vivimos amenazados, vigilados y asediados. La policía y los antimotines son omnipresentes. No hay leyes que nos protejan. Secuestran y encarcelan personas a diario sin argumentos ni orden judicial, se acosa a familias opositoras; la dictadura decreta duelo por la muerte del poeta Ernesto Cardenal y luego manda partidarios fanatizados a impedir la solemnidad de su misa fúnebre. En las montañas, campesinos opositores aparecen asesinados por la espalda cada semana. Golpean periodistas con saña y han confiscado los medios más importantes. Sin embargo, con voz de santa agraviada, la señora Murillo, en su diaria alocución de medio día, afirma su amor a Dios, a la paz y predica el odio contra los grupúsculos “satánicos” que osaron desafiar el paraíso que ella cultivaba para su pueblo.

Add a comment Leer más...

REPÚBLICA DOMINICANA: EVITAR DESENFOCARSE

Sin duda que, al margen de militancias y simpatías partidarias, todo ciudadano que aspira a que las cosas marchen lo mejor posible en el país, ha visto con los mejores ojos y las mayores simpatías las expresiones de protesta y justos reclamos de los jóvenes que se manifestaron por varios días en la Plaza de la Bandera. 

Llamó sobre todo mas atención  y generó aun mayor empatía el carácter apartidista y espontáneo del movimiento surgido a partir de una sugerencia colgada, que prendió como una chispa y fue ganando respaldo acelerado en miles de jóvenes cuyo interés en los problemas del país lucía aletargado, cuando en realidad se encontraba subyacente en su ánimo y esperando solo una oportunidad para manifestarse.

Sin embargo, quizás por sus mismos ímpetus, propios de la juventud,  tienen que cuidarse de no desenfocar sus propuestas, de tal modo que se conjuguen con la realidad.

Ahora mismo, en la desierta plaza, pasada la semana de las movilizaciones que culminaron con la multitudinaria demostración del pasado 27 de febrero, de rezago varios jóvenes se apostaron frente a la Junta Central Electoral, con demandas que carecen de asidero y justificación.

Una de ellas es reclamar del organismo dar a conocer las razones de la suspensión de las elecciones municipales del pasado 16 de febrero y que están reprogramadas para este domingo 15 de marzo.  Al plantearlo  obvian  el hecho de que fueron los propios partidos políticos los que alegaron que la Junta no podía investigarse a si mismo, y que para que revistiese credibilidad debía correr a cargo de los técnicos de la OEA y otros organismos internacionales debidamente acreditados.

Add a comment Leer más...

La Unión Europea y Cuba

La Unión Europea estableció en 1996 una política común que imponía ciertas restricciones a sus relaciones con la dictadura de los hermanos Castro, sin embargo, grupos políticos de la entidad,  nunca dejaron de debatir la abolición de ese acuerdo o la eliminación de algunas de sus limitaciones.

Los debates ideológicos de las diferentes fuerzas políticas que concurren en ese importantísimo foro han repercutido de alguna manera en los vínculos con Cuba. No obstante,  es apropiado reconocer que durante el gobierno del presidente José Maria Aznar, Partido Popular, la conducta de la UE hacia Cuba fue más firme y restrictiva que la de sus pares de los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero, Mariano Rajoy y el actual de Pedro Sánchez.

Sin duda alguna España tiene una particular influencia en la UE en lo que respecta a la implementación de políticas hacia alguna de sus antiguas colonias, de ahí que los gobiernos del PSOE y la política laxa del PP de Rajoy hacia la dictadura insular, permitieran el fin de la posición común y el establecimiento de las bases de un acuerdo bilateral que normaliza las relaciones del foro democrático más importante del mundo, con una tiranía familiar que supera los sesenta años de existencia.

Ni aun en los tiempos de la posición común la política de la Unión Europea  fue lo firme que la violación de los derechos humanos en Cuba y la intrusión castrista en los asuntos internos de algunos países miembros ameritaban. Al castrismo nunca le han faltado aliados en esa audiencia, aunque es justo reconocer que tampoco enemigos razón por la cual opositores como Osvaldo Paya Sardiñas, Guillermo Fariñas y las emblemáticas Damas de Blanco, recibieron el distinguido premio Sajarov de la Libertad de Conciencia.

Recordemos que la UE le impuso a Birmania sanciones como la prohibición de importación de ciertos productos y también le negaba a muchos de sus líderes, entre ellos al presidente, viajar a la Unión, esa prohibición jamás se impuso a un funcionario castrista como si se ha hecho correctamente con sicarios de la dictadura de Nicolás Maduro.

Add a comment Leer más...